¡ Comparte SOS-Nórdicos !

Búsqueda de anuncios de adopciones


Calendario

Marzo 2019
L M X J V S D
25 26 27 28 1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Conectarse

Colabora

 

Este proyecto requiere mucho esfuerzo y algo de dinero. Por ello os pedimos vuestra ayuda.
Si deseas ayudarnos para que sigamos siendo útiles y en el día de mañana, desarrollar nuevos proyectos en pro de los perros nórdicos abandonados, puedes colaborar realizando una pequeña aportación vía Pay-Pal.
Gracias de todo corazón

 

Anuncios de adopción aleatorios

noimage
Adopto Alaskan o Hasky
( / Adopto)
26-09-2012
[Macho] - Siberian Husky - Joven - Sevilla
[Macho] - Siberian Husky - Joven - Sevilla
(En adopción / Urgentes)
20-04-2011


Reflexiones PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 
Escrito por Javier Busón   
Indice del artículo
Reflexiones
Página 2
Todas las páginas
Addthis

 

Mirando la pantalla del ordenador, navegando en la red y observando lo cuan animal que podemos ser al ver a estos animales (¿?) de compañía encerrados en sus minúsculas jaulas, atendidas por voluntarios que dan todo lo que pueden dar de sí con esos escasos medios materiales con que cuentan en muchos albergues, muchas veces sin apoyo de la Administración, que prefiere perder su tiempo y su dinero en tonterías porque esas tonterías “dan votos”.

Lo que contemplo, en la mayoría de los casos, es tristeza. Contemplo esas miradas perdidas a lo lejos, esos gestos, esa forma de bajar la cabeza pidiéndote perdón. Sus miradas y sus gestos traspasan la pantalla de mi ordenador. Me siento impotente. Impotente porque no podría abarcarlos a todos, en darles el cariño, la comprensión, el entendimiento que ellos se merecen.

Para mí, el único delito que han podido cometido estos pobres seres, es haberse dejado convencer por lo que un día fueron sus dueños, y que les abandonaron a la mínima. Entiendo aquellos casos de fuerza mayor, pero son muy pocos los que, con tristeza, tuvieron que dejar a su animal de fatigas en un albergue para que alguien pudiera darles una vida mejor. Como digo, son pocos. La mayoría se debe a esa incapacidad mental de esos, ¿deberíamos de llamarlos “humanos”?

Nosotros, los “Humanos”, somos seres dotados del uso de la razón, o por lo menos debería de ser así. Pero nos encontramos con “humanos” que piensan que esa bolita de pelo que ha entrado a formar parte de la familia no se hará nunca mayor, que no crecerá, que se comportará siempre como un cachorrito, y si crece, que lo hará de la forma más “civilizadamente humana” posible, sin apenas educación de por medio. ¿Realmente deberían estar englobados dentro de la raza humana estos energúmenos (por llamarles de alguna forma)?

Yo, siempre que alguien me comenta que quiere tener una mascota en casa, actúo como “abogado del diablo”. Quiero que la persona sepa realmente que, esa ricura pequeñita, ese osito de peluche que te mira y agita el rabo de un lado a otro, será una carga a la larga. Que es muy dura su educación durante las primeras semanas. Apenas pegará ojo porque tendrá que estar atento para que, al menor indicio, sacarle a la calle para que haga “sus cosas”. Felicitarle con una mano y con la otra, quitarte las legañas de tus ojos. Diciéndole “muy bien” mientras bostezas. A aguantar sus lloriqueos iniciales a las 4 de la mañana. Realmente, es una maquina de comer, beber, dormir, cagar y mear. Y conforme se va haciendo mayor, contemplarás que sus dientes van saliendo. Y morderá todo lo que tenga a su alcance. Les digo que tendrán que retirar de su alcance todo aquello que pueda ser mordisqueado, que tendrán que comprar juguetes mordedores para esos “peques”. Aún así, cuando llegue a casa, que se prepare para encontrar alguna que otra sorpresa, como por ejemplo alguna que otra esquina de un mueble (ese que te costó carísimo, p.e.), un pequeño campo de “minas” sólidas y líquidas en el suelo de la casa (y eso de que habías dejado papel de periódico puesto en el suelo del baño), alguna que otra maceta tirada y su contenido completamente esparcido por el suelo, o una cortina que da pena con sólo mirarla, etc.



Comentarios
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios!

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 
Copyright © 2019 SOS-Nórdicos. Todos los derechos reservados.
Banner