¡ Comparte SOS-Nórdicos !

Búsqueda de anuncios de adopciones


Calendario

Julio 2019
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31 1 2 3 4

Conectarse

Colabora

 

Este proyecto requiere mucho esfuerzo y algo de dinero. Por ello os pedimos vuestra ayuda.
Si deseas ayudarnos para que sigamos siendo útiles y en el día de mañana, desarrollar nuevos proyectos en pro de los perros nórdicos abandonados, puedes colaborar realizando una pequeña aportación vía Pay-Pal.
Gracias de todo corazón

 

Anuncios de adopción aleatorios



Etología clínica. Ansiedad por Separación. Diagnósticos diferenciales PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 6
MaloBueno 
Escrito por Javier Pérez Blanca   
Indice del artículo
Etología clínica. Ansiedad por Separación. Diagnósticos diferenciales
Página 2
Todas las páginas
Addthis

 

Javier Pérez Blanca. Máster en Etología Canina y Curso de Etología Canina Avanzada, certificados por (AEPE). Curso teórico práctico de etología Canina y Felina (Facultad de Veterinaria de La Universidad de Extremadura,), Curso de Etología Clínica y Bienestar Animal (Facultad de Veterinaria de la Universidad de Extremadura). Experto en problemas de comportamiento, modificación de conducta, Asesor y Terapeuta Canino. Trabaja en el Área de Etología Aplicada y Clínica de la Asociación para el Estudio del Perro y su Entorno (www.aepe.net) de la que es socio. Directivo, Vocal de Publicaciones y Actividades de dicha Asociación. Profesor adjunto de las asignaturas de Etología Fundamental, Aprendizaje Animal y Etología Canina del Curso Máster en Etología Canina siendo su Director, Don Antonio Pozuelos Jiménez de Cisneros.

 

Cuando tomé la decisión de involucrarme en estudiar algo más sobre la “ansiedad por separación” escribí un artículo relacionado con esta conducta, y a medida que pasaban los días, pensaba que ese escrito merecía contener alusiones a los diagnósticos diferenciales que presenta este problema de comportamiento, ya que aparecen en él cantidad de síntomas que podrían llevar a confundir esta patología con otra, y que en la mayoría de las ocasiones los propietarios ni se enteran de la angustia por la que está pasando su perro.

Hoy, y después de pensármelo mucho, he tomado la determinación de cumplir con esos pensamientos que en el fondo no me dejaban “tranquilo”, así que voy a intentar de alguna manera referirme al diagnóstico diferencial de la ansiedad por separación.

Ya comenté en mi artículo anterior que debido a que existen numerosas causas que no son debidas a la ansiedad en sí, últimamente se tiende a mencionar este problema como “trastornos relacionados a la separación del dueño”, de los cuales uno de ellos es la ansiedad o angustia por separación.

Es fundamental que se descarte cualquier problema orgánico, por lo que lógicamente tendremos que llevar al animal al veterinario para que le haga las pruebas correspondientes, ya que existen muchas causas médicas para problemas de comportamiento que no son obvias y por lo tanto necesitan del especialista. Si el problema desaparece, podemos decir que el diagnóstico del comportamiento tenía una causa orgánica, caso contrario, tendremos que buscar los diagnósticos diferenciales. Son muy importantes en la anamnesis al propietario los diagnósticos diferenciales de cada uno de los síntomas, y dentro de ellos seguramente veremos otros posibles problemas de comportamiento que nos conducen a descartar la ansiedad por separación.

Diagnósticos Diferenciales


Por marcaje con orina:

Se da más frecuentemente en los machos que en las hembras, y en los perros que han llegado a la pubertad y la principal diferencia estriba, en que lo pueden hacer delante del propietario o en su ausencia. El marcaje, suele ser siempre en pequeñas cantidades, es decir que no lo hacen como en una micción normal y siempre suele ser en los mismos sitios, pudiendo asociarse a algunos tipos de agresividad ofensiva y pudiendo aumentar esta conducta en algunas situaciones en la que el perro se vea sometido a algún tipo de estrés.

El tratamiento, puede ser la castración que disminuye ésta conducta en un 50% de los casos, y los fármacos que se deberían utilizar y siempre bajo prescripción del Veterinario, serían los antidepresivos tricíclicos y los inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina, aumentando la actividad de la serotonina en el Sistema Nervioso Central, ya que ésta inhibe la vasopresina que es la que aumenta la conducta de marcaje, pues hace que los riñones conserven agua mediante la concentración de orina y la reducción de su volumen, estimulando la reabsorción de agua y sales.

Debemos hacer alusión, a que al perro lógicamente, hay que darle el tiempo suficiente en la calle para que haga sus necesidades, ya que si no lo hacemos, no podremos saber si el problema se corresponde con la angustia por separación. Si el perro orina o defeca entre la media hora y la hora siguiente a la salida de la casa de su propietario y el animal hizo sus necesidades normalmente, podemos decir que se trata de un problema de ansiedad por separación. Debemos hacer alusión a los limpiadores que se utilizan en casa después de que el perro se haya orinado, un ejemplo puede ser el que “nunca limpiaremos con amoníaco” ya que puede ser un “reclamo” para el animal.


Por falta de aprendizaje:

Puede ocurrir por algún problema neurológico o porque el perro no ha sido bien adiestrado en este sentido. Si el animal tiene la conducta aprendida puede ir hacia atrás si sufre algún problema orgánico, por lo que luego habrá que volver a enseñarlo una vez solucionado éste. El tratamiento consistiría en adiestrar al animal para que asocie la conducta de eliminación con un lugar determinado. La manera de provocar esta asociación consistiría en impedir que el animal pudiera orinar en lugares distintos de los deseados por el propietario. Suele darse en cachorros y animales jóvenes y aunque es muy difícil establecer la edad a la que el perro debería haber aprendido dónde orinar y defecar, podría ser razonable sugerir que cualquier perro de más de 6-9 meses que no ha realizado correctamente el aprendizaje, según algunos autores, debería ser objeto de una exploración por parte del veterinario para descartar problemas de tipo orgánico, “ya que algunas enfermedades del sistema nervioso central dificultan el aprendizaje del animal o causan pérdida del mismo, destacando entre ellas la hidrocefalia” (Manteca X., 2003); o comportamental siendo a veces muy difícil de diagnosticar debido a la manera en que elimina el perro. También debemos tener en cuenta, que el animal en sus salidas a la calle, debe tener el tiempo suficiente para hacer sus necesidades, ya que caso contrario lo más probable es que lo haga en el interior de la casa, aumentando esta probabilidad si lo asociamos con una crisis de estrés o angustia.


Por síndrome de disfunción cognitiva:

Los perros “viejos” también pueden presentar una alteración de la conducta en cuanto a sus hábitos y en su manera de eliminar, es decir, estos animales pueden padecer de incontinencia tanto por un problema locomotor o por sufrir el ya conocido “síndrome de disfunción cognitiva”.

Este síndrome hace referencia a los cambios de conducta que se producen en los perros de edad avanzada y que consisten fundamentalmente en una disminución de la conducta exploratoria, de la actividad general y en una alteración del aprendizaje y la memoria; esto último conduce a la desaparición de conductas que el animal tenía ya aprendidas como los hábitos de eliminación. El animal nunca será castigado por ésta conducta y el tratamiento, sería intentar que recuperase el aprendizaje de eliminación, siempre que no hubiera una causa orgánica.

El fármaco que se puede utilizar sería la selegilina, los efectos tardan entre 6-8 semanas y no deben administrarse junto antidepresivos tricíclicos ni fluoxetina, debiendo transcurrir unas cinco semanas por medio en caso de usarse.


Comentarios
Natalia Morales  - Castración   |16-06-2012 15:06:33
hOLA,

Tengo un labrador de dos años de edad. Vive en una casa con poco espacion, es decir , sin jardin, sin terraza pero trato de compensar el espcacio cerrado con bastante tiempo de paseo de 2 a3 horas diarias seguidas. Entiendo que como consecuencia de no disponer espacios abiertos en casa se ha vuelto algo nervioso y por este motivo le he hecho una castracion quimica al cumplir el año. Los efectos fueros rapidos pero a los 9 meses aporx le desaparecieron y ahora le he tenido que hacer la definitiva, cuyos efectos aun no he podido ver pues se ha realizado hace unos dias. Mi pregunta es.... partiendo de la base de que no pretendo cruzarlo, puede tener consecuencias negativas en su conducta el hecho de la castracion? puede influirle en la ansiedad por separacion?

gracias de antemano
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios!

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 
Copyright © 2019 SOS-Nórdicos. Todos los derechos reservados.
Banner