¡ Comparte SOS-Nórdicos !

Búsqueda de anuncios de adopciones


Calendario

Julio 2020
L M X J V S D
29 30 1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31 1 2

Conectarse

Colabora

 

Este proyecto requiere mucho esfuerzo y algo de dinero. Por ello os pedimos vuestra ayuda.
Si deseas ayudarnos para que sigamos siendo útiles y en el día de mañana, desarrollar nuevos proyectos en pro de los perros nórdicos abandonados, puedes colaborar realizando una pequeña aportación vía Pay-Pal.
Gracias de todo corazón

 

Anuncios de adopción aleatorios

noimage
ADOPTO ALASKAN EN MADRID
( / Adopto)
14-01-2014
noimage
[Encontrado] - Samoyedo Huelva
(Se busca / Encontrados)
01-10-2009


Las cronicas de Roy - página 4 PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 1
MaloBueno 
Escrito por Javier Busón   
Indice del artículo
Las cronicas de Roy
página 2
página 3
página 4
Todas las páginas

 

3· Día: Otra vez a trabajar, y otra vez al abrir la puerta me estaba esperando. Contemplo el panorama del jardín (esta vez sólo había dos “nuevos montículos”). Unos mimos más y me despido de el con la palabra “chao” y el tranquilamente se vuelve a su sitio y se sienta mientras nos vamos. ¡¡Me estaba comprendiendo y aprendiendo nuestras rutinas!!!

Al llegar a casa del trabajo, otra vez que me lo encuentro esperando. Le digo que me espere mientras me cambio para sacarle a pasear ya que a mi padre se le ocurrió que yo debería sacarle en cuanto llegara para que se adaptara mejor a mí. Veo que me sigue con la mirada, y cuando me vuelve a ver ya está del todo contento e impaciente (me imagino de salir a la calle).

En este día, creo que me pasé toda la tarde en la tienda de animales curioseando los distintos peines, collares, correas extensibles, comederos, libros, piensos,... uffff... ya que estaba agobiando, pero creo que ha valido la pena. Por lo menos, aprendí cosas nuevas.

Y ya por la tarde noche, otra vez a estar a su lado. Cuando ya no me tenía ni en pié por el sueño, unos últimos mimos y otra vez “chao”. Me mira y se va a tumbar a sus sitio.

4· Día y fin de semana: ¡¡¡Por fin ya es viernes!!! Por lo menos podré dormir algo más este finde, por lo menos era mi ilusión porque al final ha sido estar con el perro casi todo el fin de semana. Entre cepillados, que le encanta con excepción de cuando le toca la parte de atrás y paseos, acabé rendido. Y seguía buscando un pienso que le gustara. ¡¡Qué señoritingo es con la comida!! Si creía que ya había conseguido un pienso que le gustara, craso error.

Después de esta semanita, el comportamiento de Roy ha ido mejorando, con alguna que otra excepción (en un descuido de mi madre, entró sigilosamente en casa y “marcó” dos lugares en donde se ponía Hommer). Conseguí incluso que, aunque no desprecia ningún mimo de otras personas (es extremadamente mimoso), si le llamo, se viene a mi lado ipso facto. ¡¡¡Si es que al final lo he convertido en un perro faldero!!! Lo he llevado a pasear mucho (he incluso adelgazado), a sociabilizarse con otros perros “casi” sin ningún problema, a estar con gente diversa, a acatar alguna que otra orden, como el hecho de que, una vez que llegamos a casa después dar los paseos, el se sienta a mi lado para que le quite el collar (y de paso recibir una sesión de “rasca-rasca” en el cuello), a saber estar tranquilo cuando me marcho (con la palabra “chao” y “a dormir”),...

No me voy a enrollar más, que había decidido escribir un breve resumen y al final parece que estoy rescribiendo “Guerra y paz”.

Para finalizar, simplemente decir que este perro me ha cautivado por completo. Ya sé que al principio, no todo iba a ser como un mar de rosas, pero con paciencia (mucha paciencia), templanza, firmeza en decir lo que estaba bien y lo que no, a hacerte ver que, ante todo, eres su “Lider” y que le cuidarás como corresponde al jefe de la manada, con sus mimos cuando hay que darlos (no siempre cuando él quiere, cuando le digo “llega”),... agua.. toda la que quiera, comida,... a sus horas (repartidos por la mañana y por la tarde noche), paseos... todos los posibles (pero no siempre cuando el quiere), encuentros con otros perros,... todos los posibles siempre con cautela y observando muy bien los comportamientos de los perros, y separando y riñéndole siempre cuando las cosas se iban fuera de forma, a indicarle sus “nuevas pautas” de comportamiento dentro de la “nueva manada”, y sobretodo, gritándole lo menos posible, a no ser que le pillaras en algo muy grave, como enfrentarse a otro perro (NO... y si seguía en sus trece.. NO con “toba” en el hocico. Si llevas una pistolilla de agua, también puede ser efectiva, pero lo malo es que hay que “recargarla” una vez vacía y no siempre encuentras sitio para recargarla), y felicitándole muy efusivamente cada vez que te hace caso, bien con palabras o con caricias como, por ejemplo, cuando “pasa olímpicamente” de un perro con cara de pocos amigos a su lado, a estarse quietecito mientras le cepillas diciéndole tonterías y calentoñas. Y creo que lo más importante de todo es leer, leer hasta que te salgan las letras por los oídos, y aprender a observar a tu perro para saber qué es lo que él demanda a cada momento.

Nunca pienses que haces el ridículo delante de la gente cuando vas paseando con el y le vas diciendo cosas. El te necesita, y a la larga, tu mismo te lo vas a agradecer por el buen trabajo que has hecho y en el compañero fiel que tienes a tu lado. Recuerda que como “Lider” de la manada, tienes el derecho y la obligación de enseñarle todo lo que puedas para que, en el día de mañana, nunca te arrepientas.

 

Javier



Addthis


Comentarios
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios!

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 
Copyright © 2020 SOS-Nórdicos. Todos los derechos reservados.
Banner